Reunión de la JCPE con un diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba

El pasado 11 de noviembre, atendiendo una petición expresa del Diputado Dahnis Díaz, miembro de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, especializado en asuntos relacionados con la infancia, el camarada Nicolás Felipe, miembro de la Juventud Comunista de los Pueblos de España (JCPE), acudió al encuentro que se celebró en la Embajada de Cuba en Madrid, estando acompañado por el camarada Víctor M. Lucas, responsable de la Secretaría Internacional del CC del PCPE.

En la charla, el compañero Dahnis Díaz expuso las medidas adoptadas para atacar el contagio de la pandemia de la Covid-19 en las difíciles condiciones a las que se ve sometido el pueblo cubano por el criminal bloqueo económico, comercial y financiero que el imperialismo impone. En la gestión de esta crisis sanitaria se remarcó el papel esencial de la juventud cubana, que se organizó para ayudar a combatir la pandemia colaborando, entre otras tareas, en el rastreo de contagios o la gestión de las hospitalizaciones. Esfuerzo que les fue reconocido durante la celebración del Día Internacional del Estudiante el pasado 17 de noviembre.

El camarada Niko explicó el trabajo del Partido y la Juventud proyectado para los próximos meses, mostrando la solidaridad internacionalista con la Revolución cubana que la JCPE tiene priorizada entre sus tareas.

Desde los medios imperialistas nos pretenden convencer de la necesidad de una intervención militar en la isla. Pero esto no revela más que su propia hipocresía. Esos mismos que recurrentemente nos hablan de la represión en Cuba, y hace pocos días salían a manifestarse a defender la ley mordaza o se hacen los ciegos ante la vulneración de derechos humanos en Colombia, Israel o el Sáhara. Mientras celebran el bloqueo económico a la isla no les vemos la misma dureza contra en Arabia Saudita o Qatar cuando encarcelan o incluso ejecutan a personas por ser solamente homosexuales. Desde EEUU seguirán hablando de la pobreza y represión en Cuba cuando dentro de su país casi 40 millones de personas son pobres, son el país con mayor número de presos de todo el mundo o millones de personas no acuden al médico al no poder pagar las desorbitadas facturas.